En Banco Galicia buscamos contribuir con el desarrollo del país promoviendo la generación de capital y equidad social. Nuestro objetivo es potenciar iniciativas de alcance nacional, dejando capacidad instalada a través de acciones que aporten al progreso tanto individual como colectivo. Para ellos trabajamos junto a Organizaciones de la Sociedad Civil que aportan su especialidad en la temática y profesionalismo.

 

En el marco de nuestra estrategia de inversión social, consideramos a la educación como uno de los principales factores que influyen en el progreso de las personas y de la sociedad en su conjunto. Es por eso que desde 2007 impulsamos el Programa de Educación Financiera desarrollado e implementado en conjunto con Asociación Conciencia. A lo largo de estos 10 años ya capacitamos a alumnos de 577 instituciones de todo el país.

 

Con el objetivo de ampliar nuestro alcance a nivel nacional y poder brindar educación financiera a más jóvenes, renovamos este programa y desarrollamos esta plataforma. Contamos con el valioso aporte de Ezequiel Baum, fundador de Trainer Financiero y autor de Ordená tu Economía (Aguilar).

 

Nuestros objetivos

 

Consideramos a la inclusión financiera en dos aspectos fundamentales, por un lado como una variable clave para el desarrollo productivo y el crecimiento económico de la sociedad en su conjunto. Por otro lado, entendemos la importancia de acompañar el desarrollo educativo de las personas para que puedan tomar decisiones financieras responsables. Asumimos entonces el compromiso de capacitar en educación financiera para promover un mejor uso de los productos y servicios bancarios.

 

A su vez, buscamos acercar a los jóvenes el rol de los bancos dentro del Sistema Financiero y fomentar la incorporación y fortalecimiento de valores ciudadanos tales como la responsabilidad, la solidaridad, la administración de los recursos comunes y particulares, el respeto, la cooperación, el compromiso y la transparencia.

 

De esta manera se contribuye al desarrollo de competencias que resultan esenciales para preparar a los jóvenes como mejores tomadores de decisiones, adquiriendo herramientas para participar activamente en el desarrollo de su comunidad.