Aprendé

Los diferentes tipos de préstamos

¿Sabías que un préstamo puede ser tu aliado para hacer realidad tu próximo objetivo?  Los préstamos son una alternativa muy útil para cuando querés acceder a bienes o servicios que de otra forma hoy no podrías o bien cuándo no querés utilizar tus ahorros para realizar dichas compras.

¿Qué es un préstamo?

Es un instrumento que te permite acceder a un monto de dinero que tiene como destino la compra de bienes o servicios que de otra forma no podrías obtener.

Un préstamo es una operación financiera por la cual una persona o entidad otorga mediante un contrato o acuerdo entre las partes, dinero a otra persona o entidad, a cambio de la obtención de un interés (precio del dinero).

A continuación, podrás conocer cuáles son los términos más importantes que deberás conocer para utilizar este producto de forma eficiente:

  • Capital: Es el importe final al que podes acceder. Es decir, es el dinero que el banco te va a prestar.
  • Tipo de préstamo: Es la forma en que se va a contabilizar el dinero prestado. Puede ser en pesos argentinos, en dólares o en unidades de valor (como el UVA o UVI).
  • Plazo: Es el tiempo desde que el banco te presta el dinero hasta que terminás de devolverlo. Es la duración de la operación en función de la cantidad de cuotas a pagar.
  • Costo Financiero Total: Es el costo de la operación, es decir el monto que te cobrará el banco por prestarte el dinero. Se compone de la suma de los intereses financieros y gastos. Los intereses son el principal costo y se calculan en función de la tasa de interés pactada, que está vinculada a la Tasa Nominal Anual (TNA). El Costo Financiero Total incluye los intereses junto con los gastos administrativos, impuestos y seguros.

¿Cómo se te otorga un Préstamo?

Los préstamos pueden ser otorgados por entidades bancarias o entidades no bancarias, y generalmente tiene las siguientes etapas:

  1. Solicitud: La persona se dirige a la sucursal y solicita el préstamo, aunque también podes hacerlo desde online banking de manera segura y ágil.
  2. Calificación crediticia y preliquidación: La entidad analizará, en base a la documentación, el perfil de la persona que lo solicita: sus ingresos, su historial crediticio (comportamiento financiero) entre otras cosas. Luego, enviarán un detalle técnico del préstamo a otorgar junto con las condiciones.
  3. Aceptación del préstamo: En este paso, si la persona está de acuerdo con el punto anterior, firma en conformidad y acepta el préstamo.
  4. Liquidación y pago de capital: Es la etapa final donde se otorga el capital por medio de una transferencia bancaria, cheque o se retira en caja.

Ahora bien, ¿qué debo tener en cuenta antes de tomar un préstamo?

¡Esta es la parte más importante!

  1. Definí el monto: Antes de solicitar el préstamo, determiná en función de tu presupuesto personal, cuánto dinero realmente necesitás pedir. Corroborá también que obligaciones de pago ya tenés asumidas, por ejemplo otras deudas pendientes, cuotas a pagar en tus tarjetas de crédito, etc.
  2. Buscá todas la alternativas: Encontrar un buen préstamo requiere que averigües y evalúes las opciones de todos los bancos y entidades a tu alcance. Mientras más opciones analices mejores condiciones podrás encontrar y además aprenderás mucho en el proceso.
  3. Analizá la mejor opción: Elegí al menos tres alternativas y compáralas en función del capital que te aprobaron, el plazo y el costo financiero. Focalizarse en la mejor tasa de interés es uno de los puntos más importantes, ya que determina el costo financiero total.
  4. Reuní toda la documentación: Generalmente, para acceder al crédito, el banco te pide una lista de documentos (DNI, recibos de sueldo, facturas de servicios, etc.). Asegurate de que esos documentos estén actualizados para poder avanzar con la gestión del préstamo.
  5. Programá los vencimientos de cuotas: Es necesario que planifiques cuánto tenés que pagar y en qué fecha de vencimiento para garantizar tu salud financiera.
  6. Utilizá bien tu préstamo: Respetá el objetivo por el cual solicitaste el dinero y destinalo a ello.

EconoMía Tip: Es importante que siempre dejes un margen de dinero mensual para ahorros o extras. Es decir que la cuota del préstamo no utilice la totalidad del dinero que te queda disponible luego de realizar todos los pagos habituales del mes, ya que de lo contrario ante cualquier eventualidad no vas a tener dinero disponible.

En conclusión, los préstamos son herramientas de financiación que te pueden ayudar a hacer realidad tus metas personales. La clave para utilizarlos correctamente es tener las finanzas ordenadas, planificar el pago de las cuotas y utilizar el dinero para lo que efectivamente planificaste. ¡Gracias a esta herramienta acceder a productos de alto valor puede ser mucho más fácil y organizado!

Te recomendamos continuar leyendo: ¿Cómo salir de las deudas?

Hombre utilizando su celular y una computadora
Chica sonriendo y hablando por teléfono

Las tarjetas como buenas aliadas para administrar tu dinero

Te contamos sobre la importancia de entender la diferencia entre tarjeta de débito y crédito para mejorar tus hábitos financieros

Ver más
Hombre con una tarjeta bancaria en la mano y un celular en la otra

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

Animate a aprender todo sobre el mundo de las tarjetas de crédito

Ver más
Mujer recibiendo un paquete en la puerta de su casa

Hace que tus compras sean siempre seguras

¿Sabes cómo cuidar tus datos al momento de hacer compras por internet?

Ver más
Chica escribiendo en un cuaderno mientras mira su celular

¿Cómo salir de las deudas?

Descubrí cuáles son los métodos más eficientes para terminar definitivamente con las deudas.

Ver más