Aprendé

Consejos para empezar a ahorrar

A la hora de comprar un producto o servicio, es muy probable que te encuentres con diversas opciones, promociones y descuentos comerciales, que te ofrecen pagar un monto menor al importe promedio de referencia. Esto puede generarte una sensación de logro financiero a primera vista, pero es importante que no confundas esa oferta obtenida con el “ahorro planificado”. En esta nota te explicamos las diferencias.

¿Qué son las ofertas y promociones?

Son acciones comerciales con descuento de valor, que realizan los comercios para sus clientes. Estas acciones comerciales pueden ser, por ejemplo:

  1. Comprando en cantidades;
  2. Abonando con determinados medios de pago;
  3. Comprando una combinación de productos.
  4. Accediendo a productos que se encuentran con rebajas de precio

Son un incentivo, muchas veces las personas no tienen una necesidad real de consumir ese producto o servicio, pero se sienten atraídos y motivados por la oferta y promoción, y terminan comprándolo.

Y entonces… ¿Qué es el ahorro planificado?

El ahorro es la decisión de separar un parte de tus ingresos para usarlo luego con el fin de concretar tus planes a futuro. Es uno de los hábitos financieros más importantes porque te permite crecer y mejorar tu calidad de vida.

El concepto del ahorro no tiene sentido si no tiene un fin. Está demostrado que para ser eficiente con el ahorro es necesario definir objetivos y metas de ahorro. A continuación, te compartimos cuáles son las premisas generales del ahorro:

  1. Objetivo del ahorro (¿Para qué?): Saber cuál es la causa de tu ahorro te mantiene motivado para hacer el esfuerzo que implica, lo que, además, te llevará a ser constante en el tiempo. 
  2. Monto del ahorro (¿Cuánto?): Establecer un monto objetivo, va a determinar qué porción de tus ingresos separarás mes a mes.
  3. Plazo del ahorro (¿Cuándo?): Saber en qué momento de tu vida necesitas tener el dinero ahorrado te va a marcar la línea del tiempo y un mapa de ruta.

¿Por qué es tan importante ahorrar?

El hábito del ahorro es de suma importancia ya que está asociado a los siguientes atributos:

  1. Disciplina financiera;
  2. Solvencia económica;
  3. Estabilidad financiera.

Por ejemplo: Si Julián gana $ 40.000 por mes, pero no ahorró durante sus últimos años, es poco probable que, a futuro, pueda acceder a comprar una casa o irse de viaje, ya que su dinero disponible no será suficiente para su objetivo. 

¿Para qué se puede destinar el ahorro?

El ahorro puede estar canalizado hacia los siguientes objetivos:

  • Objetivos a corto plazo: Son los ahorros para compras futuras, medianas o grandes, a concretarse en poco tiempo, como un celular o una computadora. En general se contempla de 1 a 2 años.
  • Objetivos a mediano plazo: Son aquellos ahorros para cumplir tus objetivos a unos pocos años, como seguir estudiando o algunos viajes. Se consideran objetivos a cumplir de 3 a 5 años.
  • Objetivos a largo plazo: Son los ahorros destinado a la jubilación, fondos de emergencia o inversión, como una casa o un auto. Son objetivos para más de 10 años.

Ahora… ¿Cómo ahorramos?

Es la parte más creativa, pero la que requiere cien por ciento de tu actitud. Hay dos estrategias básicas para ahorrar:

  1. Mediante el incremento de los ingresos: generando y diversificando nuevas fuentes de ingresos.
  2. Mediante una organización más eficiente de tus gastos.

Una vez alcanzado el ahorro propuesto, podés canalizarlo por medio de instrumentos de inversión para tener un rendimiento (es decir, una ganancia) sobre el monto inicialmente ahorrado.

Si no desarrollás buenos hábitos financieros, un incremento de los ingresos derivará en mayores gastos y en más deudas. Si, por el contrario, tomás el camino menos sencillo, pero más efectivo, de disminuir gastos, generar ahorros e invertir el dinero excedente para generar nuevos ingresos, con el paso del tiempo podrás observar un avance económico y mayor satisfacción respecto de tu economía personal.

Ahora que sabés la importancia del ahorro planificado y las estrategias de ventas detrás de las ofertas, es momento de que adquieras el ahorro como un hábito financiero saludable. Ahorrar es una conducta positiva y se construye poco a poco. ¡Empezá hoy para fortalecer tu hábito hasta que se convierta en una costumbre!

Chica con auriculares mirando una computadora
Chica levantando los brazos felizmente

Objetivos financieros como mapa de ruta

¡Te ayudamos a fijar metas para organizar tu economía y emprender tu viaje!

Ver más
Chico sonriendo con su celular en la mano

¿Qué es la caja de ahorro y la cuenta corriente?

¡No te compliques! Conocé sobre los principales productos bancarios para usar tu dinero y empezar a ahorrar.

Ver más
Chica sonriendo y utilizando un celular

Las billeteras virtuales

Conocé las ventajas de utilizar la tecnología para gestionar tu dinero.

Ver más
Pareja tomando café y utilizando un celular

¿Por qué debería tener un fondo de emergencias?

Descubrí cómo hacer frente a posibles problemas financieros, ¡para estar siempre listo!

Ver más